El proyecto interminable (cuello de ganchillo para chico)

Hace un año mi amigo Javi me pidió que le hiciese un cuello de lana. A mi me hizo mucha ilusión y me ofrecí encantada a hacérsela. De hecho se lo prometí como regalo de cumpleaños.

Pero una cosa llevó a otra... ¡y la terminé hace un mes!

Aquí estoy yo probándomela antes de mandársela. Estaba sola en casa y tuve que hacerme unos selfies jejeje
Imagino que no seré la única que se ha atascado con un proyecto. Todo empezó cuando en el colegio me cambiaron de clase para sustituir a una compañera durante el segundo trimestre. Me mandaron a 4º y 5º de primaria, y me pasé los dos meses y medio corrigiendo exámenes; en el colegio no me daba tiempo, así que me los llevaba a casa y entre ésto y las clases de preparación del examen de bilingüismo, no me quedaba mucho tiempo y cuando tenía un rato libre me apetecía hacer cualquier cosa antes que ponerme a ganchillear.

Luego llegó el verano y con el calor me dio más pereza aun. Pero cuando volvió el fresquito tampoco volvieron las ganas. Pero lo peor de todo es que tampoco fui capaz de hacer ningún otro proyecto de ganchillo, ya que no soy capaz de empezar uno nuevo hasta acabar el anterior.

Pero llegó el año nuevo, y uno de mis propósitos fue acabar todos mis proyectos pendientes para poder seguir con otros nuevos que me hubiera gustado empezar hacía tiempo. Y también aprender a hacer punto. Así que me puse las pilas y en unos días terminé el cuello.

Para hacerlo no seguí ningún patrón, pero os explico cómo lo hice por si queréis hacerlo. Utilicé tres ovillos de lana. No me acuerdo de la marca (hace tanto...), creo que de Lanas Stop, color gris antracita y un ganchillo de 8mm.

Para empezar, hice una cadeneta de 63 puntos (unos 48cm). Y después continué tejiendo en punto bajo, pero tejiendo siempre por el punto trasero (en inglés back loop) para que quedase con relieve. Seguí tejiendo hasta que el cuello alcanzó 22cm de ancho.

Una vez terminado, uní los extremos con el mismo tipo de punto y después lo doblé por la mitad, lo que le da el aspecto de cuello de jersey.

Me parece un cuello muy bonito para chicos, tanto por el color, como por la forma. Y a Javi le ha encantado. Pero, siguiendo una ley de Murhpy inventada por mi, cuando algo está gafado, seguirá gafado hasta el final. Y así ha ocurrido con este cuello.

Una vez lo terminé, quise darle la sorpresa a mi amigo, así que le pedí la dirección a su hermana y se lo envié sin decirle nada. Pero pasaron los días y Javi no me decía nada. Al principio pensé que no se habría acordado de escribirme, pero cuando ya habían pasado 15 días, me pareció un poco raro. Así que volví a preguntarle a su hermana y me dijo que no le había llegado nada. Y como envié el paquete sin certificar tampoco sabía dónde podía estar...así que sólo me quedaba esperar a que me lo devolvieran sano y salvo. Y por suerte ¡así fue! pero un mes después.

Después, hubo otro intento fallido de dárselo en mano un fin de semana que vino a Madrid,  así que finalmente decidí hablar directamente con él y me dio la dirección de su trabajo.Y menos mal que ésta fue ya la definitiva. Al final no fue sorpresa, pero por fin llegó a su destino. ¡Espero que la use mucho!

¡ah! con este post participo en la fiesta de enlaces número 57 de Blanca, de personalización de blogs.

Leyre Alcalde

8 comentarios:

  1. Qué aventuras!! Después de todos los percances yo también espero que lo lleve mucho, porque te quedó precioso.
    Entre Susana y té me estáis picando otra vez con el ganchillo y el punto... aunque en este caso no lo veo tan fácil como el dibujo, jejeje...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. una de mis leyradas, jejeje. Ya os ire contando mas. Me gusta esto del blog porque a la vez que cuento otras cosas tambien os puedo contar mis pequeñas aveturas jejeje. ANimate! ya eras como es mas facil de lo que parece!

      Eliminar
  2. Vaya historia con el cuello jajaja Yo tengo a mi madre mentalmente esclavizada haciéndome cositas de ganchillo... hasta que yo aprenda jaja Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, si la verdad es que la historia se las trae. pobrecita tu madre jajaja, tienes que aprender ya! :P

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. la verdad es que fueron un poco "de emergencia" ya que estaba sola y queria hacerle una foto al cuello y que se viera bien la forma, asi que aunque con vergüenza, al final me las hice! jejeje. Gracias por pasarte y comentar! :)

      Eliminar

Instagram